JJpD

JJpD

jueves, 23 de octubre de 2014

STS 372/2014 de 15 de mayo

La atenuante de confesión del artículo 21.4º CP exige que el sujeto confiese la infracción a las autoridades antes de conocer que el procedimiento judicial se dirige contra él. No es preciso ningún elemento subjetivo relacionado con el arrepentimiento por el hecho cometido, pues lo que se valora en la configuración de la atenuante es, de un lado, la colaboración del autor a la investigación de los hechos, facilitando que se alcance la Justicia, y, de otro, al mismo tiempo, su regreso al ámbito del ordenamiento, mediante el reconocimiento de los hechos y la consiguiente aceptación de sus consecuencias. Ambos fundamentos no quedan excluidos por la existencia de otras pruebas que permitan identificar al autor. Cumpliéndose el elemento temporal, es suficiente con una confesión del hecho que pueda reputarse veraz, es decir, que no oculte elementos relevantes y que no añada falsamente otros diferentes.

Además trata un problema que en ocasiones se da cuando se resuelve sobre la responsabilidad civil: no cabe apreciar vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva por incongruencia "extra petita", cuando la Sala sentenciadora, sin superar la cifra total reclamada por la acusación particular como indemnización procedente por los perjuicios morales y materiales derivados del fallecimiento de la víctima, decide concretar en sus dos únicas hijas el derecho a recibir la totalidad de la indemnización señalada, dado el perjuicio directísimo causado por la muerte de su madre, a manos precisamente de su padre. La indemnización por muerte corresponde a los familiares, no a los herederos, por lo que en el caso enjuiciado la acusación particular, que representaba al conjunto de los familiares, extendió el ámbito de los beneficiados por la responsabilidad civil derivada del delito, a la madre y a los dos hermanos de la víctima. Que el Tribunal sentenciador no compartiese el modelo de reparto propuesto por la representación conjunta de los familiares, no quiere decir que deba reducirse el valor total de dicha indemnización; en definitiva la reparación procedente por la muerte de la víctima, en perjuicio de sus hijas. Lo relevante como límite, tratándose de un único concepto indemnizatorio, es el total de lo reclamado, que en el caso actual